Cómo elegir un colchón – Guía del Futuro Adulto Responsable

Cómo elegir un colchón es todo un arte. Bienvenido a un capítulo más de tu Guía del Adulto Responsable, donde te explicaremos paso a paso cómo comprar un colchón adecuado para ti.

Tipos de colchón

Para comenzar vamos a hablar sobre los tipos de colchones. Estos pueden clasificarse según su material, su recubrimiento y su base. Cada uno tiene sus pro y sus contras, así que pon atención y elige el que se adapte mejor a ti. Encontraremos el colchón de tus sueños, te lo aseguro.

MaterialRecomendadoTipo de firmezaProsContrasPresupuesto
Viscoelástico (Memory Foam)– Personas que pasan mucho tiempo en cama
– Personas que duermen de lado
– Parejas, parejas con hijos
– Hermanos que duermen juntos
– Personas con problemas musculares o articulares
– Media
– Alta

Según la densidad y calidad de cada fabricante
– Súper adaptable
– Excelente distribución del peso
– Excelente soporte para la columna
– Absorbe el movimiento
– Sensación suave
– Existe para sensación fría y sensación cálida
– Transpirable
– Higiénico
– Con el tiempo se deforman permanentemente
– Hay personas que lo percibirán muy caliente
– Algunas personas los consideran poco transpirables
– No apto para personas con vértigo
– Costo muy elevado
Látex– Personas que se mueven mucho al dormir
– Parejas, parejas con hijos
– Hermanos que duermen juntos
– Firmeza baja
– Firmeza media
– Firmeza alta

Según la densidad y calidad del fabricante
– Higiénico
– Excelente adaptabilidad
– Super flexibles
– Tiempo de vida elevado
– Sensación suave
– Sensación térmica neutra
– No absorbe tanto el movimiento
– Por lo tanto, no aísla mucho el movimiento
– Son pesados
– Difíciles de transportar
– Costo elevado
Muelles Ensacados (Resortes Independientes)– Personas que sudan mucho
– Personas muy calurosas
– Parejas, parejas con hijos
– Hermanos que duermen juntos
– Firmeza baja
– Firmeza media
– Firmeza alta
– Tiempo de vida elevado
– Resistencia elevada
– Aíslan muy bien el movimiento
– Altamente transpirables
– Ligeros
– Fácilmente transportables
– Algunos modelos pueden hacer ruido, revisa bien al probarlos
– Algunas personas pueden pensar que son demasiado firmes
– Todos los precios desde económicos a elevados.
Espuma– Bajo presupuesto
– Camas de muy poco uso (visitas, hoteles, hostales)
– Personas friolentas
– Personas delgadas
– Niños
– Personas con sobrepeso
– Reparte muy cómodamente el peso
– Conservan su forma original
– Sensación suave
– Duraderos
– Fácil de transportar
– Pesan muy poco
– No para personas con dolores musculares o padecimientos óseos
– Debes leer muy bien la información del colchón y verificar que la densidad sea mayor a 25 Kg por metro cúbico.
– Poco transpirables
– Alta sensación de calor
– Económicos
Tipos de colchones, tabla práctica

Tips extras para elegir un colchón correctamente

Algunas observaciones para cada tipo de colchón:

  • Colchones de espuma: existen diferentes tipos de espuma, fíjate que sea en específico GOMAESPUMA o bien, espumación HR. Esto te garantiza una buena calidad y un tiempo de vida más elevado.
  • Memory Foam: Hay dos tipos de memory foam, perforado y sin perforar. El perforado es para personas calurosas y permiten una mejor transpiración. El memory foam sin perforar resultará muy cálido y poco transpirable.
  • Muelles: Hay muelles ensacados y muelles corridos. El de muelles corridos puede resultar muy incómodo, no lo compres a menos que vayas a dormir solo.

Preguntas que debes hacerte para elegir un colchón correctamente

De seguro que tienes un millón de preguntas en la cabeza cuando de colchones se trata. A continuación te responderemos las más importantes

¿Duermes solo o acompañado?

Primer pregunta que debes hacerte, pues definirá el tamaño que necesitas. Si vas a dormir solo puedes elegir cualquier tamaño. Por otro lado, si vas a dormir con tu pareja elige matrimonial, queen size o king size. Si vas a dormir con tus hijos elige la opción más grande: la King Size

¿Te mueves mucho o poco al dormir?

Si tiendes a moverte mucho mientras estás durmiendo, necesitas buscar un colchón de firmeza media-alta, no firme. Esto es porque un colchón realmente firme puede no amoldarse a alguno de los cambios que realices. También fíjate que su composición sea de materiales adaptables. Por ejemplo, puede ser uno de memory foam.

Si eres una persona que se mueve muy poco cuando duerme, puedes elegir un colchón firme sin problemas. Eso sí, dependerá también de la postura que tengas cuando duermes, lo cual nos lleva directamente a la siguiente pregunta:

¿Qué postura usas para dormir?

Se recomienda que si duermes de lado, busques colchones de firmeza media, pues se adapta a cómo acomodas la cadera y los hombros. De esta manera, no amanecerás adolorido.

Si duermes boca abajo definitivamente necesitas un colchón blando para evitar que te lastimes el cuello o la espalda. En cambio, si duermes boca arriba necesitas un colchón firme que refuerce la nuca y la columna. Elegir la opción correcta hará que mantengas una buena postura al dormir

¿Tu edad?

Los colchones muy suaves a suaves son recomendados para personas de la tercera edad. Aunque en el caso de ellos y sus respectivas anatomías es más adecuado que su médico indique la firmeza que debe tener su colchón

Para los niños, se recomienda un colchón medio o medio-firme, pues tienden a moverse mucho al dormir. Mientras para jóvenes de 12 a 18 años se recomienda que sea un poco más suave.

Llegando a la adultez dependerá meramente de los gustos, aunque se recomienda que sea lige

¿Tu peso, complexión y estatura?

Regla de oro: Tu colchón debe de ser al menos 10cm más largo de tu estatura. Es decir, si mides 1.60 debes elegir un colchón que mida 1.70cm o más. Si vas a dormir acompañado, se debe tomar como referencia la estatura de la persona más alta.

Segunda regla de oro: El colchón debe medir más de 15 cm de alto y de preferencia los laterales deben de ser firmes.

En el caso del peso y la complexión, se dice que entre más peso y complexión más robusta, debes elegir un colchón más firme. Esto dependerá si la persona cuenta con algún padecimiento en sus músculos o en su sistema óseo. Por lo tanto, entre más delgado seas puedes elegir un colchón más suave.

¿Sudas mucho o eres friolento?

Una de las cosas que no se suelen tomar en cuenta para elegir un colchón es la sensación térmica. Si eres una persona que suda mucho se recomienda que compres un colchón de muelles o de memory foam perforado (también llamado Viscoelástico perforado), también puedes comprar un colchón que cuente con una capa de gel termorregulador.

Por el contrario, si eres una persona muy friolenta puedes elegir un clásico colchón de espuma, de latex, de memory foam estándar o un colchón cara invierno.

Finalmente, es elegible para ambos un colchón elaborado con fundas de tejidos naturales como el bamboo o el aloe vera, pues son tejidos que más que temperatura se encargan de la transpirabilidad y por lo tanto del almacenamiento de aromas. No queremos un colchón que huela feo, así que de cajón fíjate en eso.

Un factor más a tomar en cuenta es el tamaño, pues entre más grande sea el colchón que compres, más fresco te sentirás.

¿Qué garantía me ofrecen?

Las garantías se volverán un tema muy recurrente en compras importantes. El colchón no es la excepción. Por lo general, las tiendas departamentales de confianza te darán 30 días de garantía por satisfacción. Esto es, puedes devolver el colchón si te sentiste incómodo durante esos 30 días. Sin embargo, debes devolver el colchón en perfectas condiciones y debió estar colocado en una base para colchón adecuada.

Además de esa garantía, te deben dar la garantía por defecto de fabricación por el primer año de uso del colchón. Para que la garantía aplique el colchón debió estar en una base adecuada, debe estar libre de manchas, suciedad y humedad.

¿En qué lugar estoy comprando?

Puedes comprar colchones en muchísimos lugares, desde el super hasta tiendas super especializadas. Cada una cuenta con gamas diferentes de tipos de colchones y por lo tanto de calidades y precios. Te recomendamos que le dediques al menos 5 días a investigar modelos de colchones. Elige los que más te gusten y revisa si lo tienen disponible en otras tiendas.

Se da mucho el caso que las tiendas especializadas en colchones ofrecen sus productos como Premium o Elite y ofrecen los mismos colchones que otras tiendas de colchones o incluso que las departamentales y hasta el súper. Eso sí, también existen “talleres” que se dedican a hacer colchones que por lo general no tienen marca o son muy desconocidos. Evita comprar ahí, pues no cuentan con certificaciones o métodos correctos para la elaboración de un colchón de calidad. Así mismo, tienden a utilizar materiales de baja calidad y poca higiene.

¿Me dan facilidades de pago?

Una de nuestras frases favoritas es, indiscutiblemente, “Tenemos meses sin intereses”. Uff. Dale preferencia a tiendas que te ofrezcan meses sin intereses o abonos congelados.

¿Me lo llevan a casa?

Junto con las facilidades de pago es mejor fijarnos que la tienda en cuestión lo envíe a nuestra casa. Tanto las tiendas departamentales como en línea o supermercados te darán envío gratis. Pero si elegiste comprar tu colchón en una tienda clásica es probable que te vayan a cobrar el envío según la distancia, así que busca alguna tienda cercana a tu domicilio para que no te salga tan caro.

Recomendaciones extras para elegir un colchón

  • Fíjate que sea de material hipoalergénico, antimicótico y antiácaros
  • No compres colchones de menos de 15cm de altura
  • De preferencia, compra los colchones en una tienda que puedas usarlos antes de comprarlos
  • Compra también un cubrecolchón. Cómpralo sí o sí, nos lo vas a agradecer.
  • Evita los colchones que sean considerados “hoteleros”, pues son de una calidad más baja aunque por lo mismo son más económicos y su tiempo de vida es más corto
  • Compra en lugares confiables, pues hay tiendas con marcas propias que elaboran colchones con materiales de baja calidad y con procesos cuestionables.
  • Prueba cada colchón por al menos 10 minutos. Pide permiso para acostarte y toma la postura que normalmente usas para dormir

Cuidados básicos del colchón

  • Aspira tu colchón por lo menos una vez cada dos semanas
  • Lava y desinfecta tu colchón al menos una vez cada dos meses. Si de plano no tienes chance al menos una vez cada seis meses, no inventes.
  • Utiliza un cubrecolchón. Sí, te lo decimos otra vez
  • Elige una base de cama que sea de tabla corrida y que esté suficientemente firme. El colchón tomará la forma en que se coloque, así que debe estar lo más recto y plano posible.
  • No guardes artículos abajo del colchón, pues pueden causar desniveles
  • Evita colocar tu cama en áreas que sean húmedas

Fun Fact: El cuerpo humano tarda de 7 a 28 días en adaptarse al nuevo colchón

También te puede interesar:

Estaremos felices de escuchar tus pensamientos

      Dejar un comentario

      Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

      Comparar artículos
      • Total (0)
      Comparar